Atrévete a dejar de dormir plácidamente en el autoengaño, la distracción y la comodidad.

Atrévete a dejar de dormir plácidamente en el autoengaño, la distracción y la comodidad.

EL ENCUENTRO DE ALGUNAS PERSONAS QUE CONFÍAN QUE AUN ES POSIBLE…

Recuperar la esperanza, abrir el corazón, volver a sentir, soltar el control, fluir o simplemente florecer. El despertar de la consciencia está a la puerta de tu vida.

Llevo 3 años dándole la vuelta a la idea de iniciar esta nueva Escuela Consciente. Desde que fundé la Escuela , supe que debía crear un modelo formativo que fuera más allá de las técnicas y los métodos; que pudiera penetrar por las grietas en las que las medicinas chamánicas (por más poderosas que fueran) no pueden entrar porque no tienen ego, y esa virtud les impide conocer los laberintos de la mente humana por la que cada persona se escapa para no hacerse cargo de si mismos. He conocido a miles de personas que han tomado de todo, que han hecho de todo, que han viajado a todo tipo de lugares, y aun así siguen más o menos igual, en muchos casos peor, y es porque sistemáticamente huyen del encuentro con su propia responsabilidad. La consciencia humana despierta puede llegar a lo más profundo de si mismo y del universo, sin necesidad de tomar o consumir ninguna sustancia. Pero en mi caso reconozco que la meditación ha sido la base mientras que los enteógenos han sido el impulso para todo lo que estoy proponiendo ahora mismo. La existencia humana es un pequeño rayo de luz entre dos eternidades de oscuridad, cuando nos conectamos con la luz interior y la vinculamos con la exterior nace la infinita capacidad de acceder a los misterios escondidos detrás de las tinieblas del inconsciente. Ese resplandeciente rayo de comprensión que llega al corazón permite decodificar el funcionamiento de todas las cosas. Debo reconocer que todo lo que voy a proponer en los ciclos formativos de esta Escuela Consciente es desde un punto muy concreto y perfectamente ubicado: YO MISMO, más precisamente mi propia consciencia. Mi consciencia es el punto de referencia. Dado que la he utilizado para todos mis asuntos (que son muchos y tan complejos como complicados) debía crear un método formativo en el que se pudiera adaptar a la realidad individual de cada uno de los alumnos. Esto no se puede conseguir transfiriendo conocimientos. Mis primeros alumnos son los profesores que me acompañan, creo que ni siquiera ellos saben todavía que serán los más expuestos a nivel personal, otros muy astutos se dieron cuenta antes de comenzar, parece que ninguno de ellos han declinado la decisión de acompañarme en esta locura formativa en la que no se puede formar a nadie, sino más bien readaptar la forma de algo que ya funciona, a la manera de ser de cada uno de los alumnos. Para ello resulta indispensable que nos vulneremos todos, empezando por mí, por los profesores y siguiendo por cada uno de los alumnos para exponer desde nuestra propia vida lo que nos está ocurriendo. Ser sinceros con nosotros mismos y trascender todo autoengaño. Estuve a punto de cometer un gran error de implementación de la idea que tenía para esta escuela, porque a raíz de que tanta gente quiere aprender lo que hacemos en nuestros retiros de evolución interior con uso psicoterapéutico de enteógenos, diseñamos un programa de materias y talleres en los que se enseñarían a manejar recursos y herramientas, a dar conocimiento.  Pero a raíz de que el director de la escuela pidió vacaciones o mejor dicho excedencia, y por otro lado me recluí unos días dentro de mí mismo para ver, aproveché para hacer un giro inesperado dejando de lado la necesidad de enseñar y aprender para dirigirme directamente hacia lo que el eslogan enuncia: EL ARTE DE RECORDAR LO QUE EL ALMA YA SABE. Para recordar no hace falta enseñar ni aprender. Solo despertar. Llevo 3 años meditando en las 10 palabras del eslogam, llevo toda una vida experimentándolas, y ahora me ha llegado la hora de ofrecerme para aplicarla en otras personas que se atrevan a ir más allá de las limitaciones de lo conocido, más allá del intelecto, más allá del conocimiento, más allá de los otros, más allá del condicionamiento o del ego…más allá de sueño. El coraje de predisponerse a esta propuesta es en sí misma la puerta de entrada a la gran biblioteca universal en donde está sencillamente todo. Allí no se puede hacer otra cosa que abrir el corazón para comprenderlo todo. Pero no se puede entrar dormido. Alberto José Varela info@escuelaconsciente.org
4 Comments

      Hola Julia! Muchísimas gracias por tu mensaje y felicidades por el paso que estás dando hacia una transformación cuántica de tu ser. Nuestro equipo te facilitará por email toda la información sobre estos poderosos eventos que se celebrarán en los próximos meses. Nos vemos pronto en este encuentro de transformación humana. Un abrazo de luz!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *